viernes, 19 de junio de 2015

FRED HOYLE





         Hoyle fue profesor de astronomía en la Universidad de Cambridge aceptando la teoría de la creación continua de Gold, exponiéndola en una serie de libros para profanos. (Con respecto a esto, es un sucesor valioso de aquellos otros escritores astrónomos como Jeans y Eddington. De hecho, Hoyle ha llegado incluso más lejos y es, quizá, el más eminente de los científicos contemporáneos que ha escrito sobre ciencia-ficción bajo su propio nombre.)
         Hoyle describió un esquema de reacciones nucleares producidas dentro de las estrellas que sobrepasaba con mucho el mecanismo hidrógeno-helio elaborado por Bathe. Hoyle sugiere que el propio núcleo de helio, una vez que alcanza una temperatura lo suficientemente alta, se <quema> todavía más para producir núcleos de carbono y oxígeno. Sigue <quemandose>  y produce magnesio, azufre y otros elementos, hasta el hierro, que es el límite, puesto que en sus átomos la energía contenida es mínima, de modo que no puede tomar parte en reacciones nucleares productoras de energía.
         Siguiendo el razonamiento e ideas de Hoyle, se llega a un punto donde la gravitación ya no aparece contrarrestada por la presión de radiación y la estrella se contrae violentamente en cuestión de minutos para llegar al estado de enana blanca.
         Los elementos más bajos que permanecen en las capas más externas de la estrella se <inflaman> para producir una explosión que da lugar a una supernova (en el caso de que la masa de la estrella sea lo suficientemente grande) y la energía desprendida da lugar a los átomos pesados situados por encima del hierro. A partir del gas esparcido a lo largo del espacio por las supernovas se forma una segunda generación de estrellas (por atracción gravitatoria) ricas en dichos átomos pesados.
         En 1946 Hoyle sugirió que el Sol era en su origen una estrella doble y que su compañera había reventado, originando los planetas y dejando a estos más ricos en elementos pesados de lo que lo es el Sol mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario