lunes, 9 de noviembre de 2015

ERWIN SCHRÖDINGER

Nobel Física-1933



         Schrödinger estudió en la Universidad de Viena anteriormente al comienzo de la Primera Guerra Mundial, durante la cual fue oficial de artillería en el frente del sudoeste. Más afortunado que Moseley, sobrevivió a esta guerra.
         Después de la guerra, Schrödinger de marchó a Alemania y ya en 1921 ocupaba un puesto de profesor en la Universidad de Stuttgar. Tan pronto como Schrödinger tuvo noticia de las ondas de materia postuladas por De Broglie y del concepto de electrón como poseedor de propiedades ondulatorias, se le ocurrió que el modelo atómico de Bohr podía modificarse de modo que pudieran incluirse dichas ondas. Una vez hecho esto se podría perfeccionar el modelo atómico de Bohr.
         En el átomo de Schrödinger el electrón puede estar situado en cualquier órbita alrededor de la cual sus ondas de materia pueden proyectarse en un número exacto de longitudes de onda. Este fenómeno producía una onda estacionaria y, por tanto, al ser acelerado, no emitía energía. Por tanto, mientras el elctrón permanecía en su órbita, no precisaba de energía ni la emitía de ese modo no violaba las condiciones de las ecuaciones de Maxwell.
         Más aún, cualquier órbita situada entre dos órbitas posibles, donde se requiera un número fraccionado de longitud de onda, no es posible.
         Esto nos lleva a la conclusión de órbitas separadas, sin nada entre ellas, como consecuencia de las propiedades del electrón y no como mera deducción arbitraria de las líneas espectrales.
         Schrödinger, junto con otros científicos como Dirac y Born, desarrolló la base matemática relacionada con el concepto anterior. Las consecuencias que surgieron (algunas veces referentes a la mecánica ondulatoria y otras a la mecánica cuántica) colocaron a la teoría cuántica de Planck sobre una base matemática firme un cuarto de siglo después de su promulgación. El punto clave del desarrollo matemático es la Ecuación de Onda de Schrödinger.
         Su trabajo se publicó en 1926, demostrándose posteriormente que la mecánica matricial de Heisenberg, avanzada en 1925, era equivalente a la mecánica ondulatoria de Schrödinger, de modo que lo que se ponía de manifiesto en una se ponía también en la otra. Psicológicamente, la mecánica ondulatoria era más atractiva porque ofrecía a la mente una visión del átomo, a pesar de lo poco tangible que dicho esquema pudiera ser.
         En 1933 Schrödinger fue recompensado con el premio Nobel de física por su trabajo sobre mecánica ondulatoria, compartiéndolo con Dirac.
         En 1928 Schrödinger había sucedido a Max Planck como profesor de física teórica en la Universidad de Berlín, pero en el mismo año en el que recibió el premio Nobel, Hitler subió al poder. Schrödinger no podía permanecer en Alemania  y se marchó a su país natal, Austria. Cuando este fue absorbido por la Alemania nazi en 1938, Schrödinger se marchó a Inglaterra y en 1940 fue nombrado profesor de la School for Advanced Studies en Dublín. Allí le siguió Dirac, su compañero de fatigas en los dominios de la mecánica ondulatoria. En 1956 Schrödinger volvió a Viena, donde vivió durante el resto de su vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario