viernes, 12 de junio de 2015

ROBERT OPPENHEIMER





         Oppenheimer nació en una familia rica y culta y desde muy temprana edad demostró tener una inteligencia precoz. Estudió en la Ethical Cultura School en Nueva York y se graduó a la cabeza de su clase. En 1925 entró en la Universidad de Harvard, donde estudió con Bridgman, graduándose en tres años con notas sobresalientes. Realizó trabajos de en Inglaterra, donde conoció a Thomson, a Rutherford y a Born, y obtuvo su doctorado en la Universidad de Gotinga, donde conoció a Von Neumann, en 1927. En 1928 entró a formar parte del profesorado del California Institute of Technology.
         En 1935 Oppenheimer explicó como un deuterón acelerado (el núcleo de un átomo de hidrógeno pesado que consiste en un protón y un neutrón en estrecha asociación) se descompone al acercarse a un núcleo atómico cargado, lógicamente, positivamente. El protón, que contiene el deuterón, al estar cargado positivamente es repelido por el núcleo y se desvía, mientras que el neutrón, que es la otra parte del deuterón, continúa su camino gracias a su falta de carga. De este modo el bombardeo con deuterones de núcleos atómicos se podía asemejar al bombardeo con neutrones, con la sutil y gran diferencia, que los deuterones al poseer carga eléctrica se pueden acelerar hasta conseguir grandes energías mediante campos eléctricos, así como controlar la dirección de los haces, mientras que con los neutrones aislados no se podían conseguir altas energías.
         En 1943 Oppenheimer fue encargado de la dirección de los laboratorios de Los Alamos, Nuevo Méjico, donde se diseñó y se construyo la primera bomba atómica, y cerca de donde se lanzó. Desde 1947 a 1953 fue jefe del Comité General asesor de la Atomic Energy Commission, y desde 1947 estuvo en el Institute of Advanced Studies de la Universidad de Pricenton.
         Después de la Segunda Guerra Mundial, Oppenheimer luchó ardientemente a favor del control internacional de la bomba A, y de hecho, estaba poco dispuesto a hacer progresar los horrores todavía mayores de la bomba de hidrógeno (a pesar, y a lo mejor debido a ello, de que había aprobado el lanzamiento de la bomba de fisión sobre el Japón). Su opinión no se tuvo en cuenta, incluso fue rechazada, por el presidente Truman en 1949.
         En 1954, en la inquietud de aquel periodo de la historia americana marcado por la influencia del senador McCarty, Oppenheimer fue calificado de “ciudadano leal, pero no una persona de fiar en caso de riesgo” por la Atomic Energy Commission. El testimonio de Teller, que se había puesto ardientemente a favor del desarrollo de la bomba H, parece que fue el factor crucial y decisivo que motivó que Oppenheimer fuera acusado y como consecuencia de ello fuera apartado y se le negara cualquier acceso a información clasificada.

         La Atomic Energy Commission desarrolló una actitud totalmente hipócrita concediéndole  el premio Fermi en 1963 por su contribución en la investigación nuclear. Así mismo el caso de Oppenheimer es uno de los exponentes de lo que en diversos momentos de la historia se ha dado en llamar “la politización de los Nobel” y que en este caso se utilizara para que no se le concediera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario